martes, 3 de marzo de 2009

SANTURARIO por RAYMOND KHOURY


La búsqueda del oscuro secreto, escondido entre las páginas de unlibro que data del año 1700, llevará a una genetista y un agente de la CIA a embarcarse en una aventura mortal que les obligará a viajar por Europa, América y Asia, en un frenético periplo.



Nápoles, 1750. Tres hombres armados irrumpen en el palacio de un supuesto marqués. El príncipe de San Severo lo acusa de ser un impostor y exige conocer un secreto que sólo él tiene en su poder. En la lucha que sigue, el falso marqués escapa dejando tras de sí un palacio en llamas y un príncipe furioso y obsesionado con encontrar a su presa.



Bagdad, 2003. En una misión de rutina, una unidad del ejército realiza un descubrimiento horripilante: un modernísimo laboratorio secreto en el que han muerto decenas de personas víctimas de espantosos experimentos. El misterioso científico al que perseguían, un hombre que, según se cree, está trabajando en un arma biológica, huye llevándose consigo la sorprendente verdad de su trabajo. Pero deja una pista desconcertante: el Ouroboros, un símbolo que representa una serpiente que se muerde la cola. Cuando el poder de dicho símbolo sale a la luz, desvelando los siglos de destrucción que ha ido dejando a su paso, surge una mujer inocente en el centro de una conspiración que podría cambiar el mundo para siempre.


Raymond Khoury es el autor del best-séller La orden del temple, que ocupó el número uno de la lista internacional de librso más vendidos y estuvo más de tres meses en la lista de éxitos en tapa dura del New York Times. Aclamado guionista y productor, tanto para la televisión como para el cine, Khoury vive en Londres con su esposa y sus dos hijas. Su web es http://raymondkhoury.com/.

1 comentario:

Cazaril dijo...

No tiene mala pinta el librico.

Aprovecho para darle un beso a las contribuyentes de este blog y una palmadita en la espalda a los chicos. Bueno, Tormenta, a tí las dos cosas.;-))


Ah... por cierto, genial lo del satélite ese de Villarrobledo.

Ani.